Cómo detener la epidemia del tabaquismo en la Región de las Américas.

Si bien son sumamente conocidos los efectos devastadores que el consumo del tabaco tiene para la salud, las repercusiones negativas del tabaco van mucho más allá de sus consecuencias más obvias. El consumo de tabaco crea una carga económica considerable para las sociedades tanto por los costos elevados de la atención de salud como por la pérdida de la productividad asociada.

  • +

    Además, el consumo de tabaco agrava las desigualdades en materia de salud y exacerba la pobreza entre los países y dentro de ellos, puesto que desvía recursos que se utili­zarían para alimentos y otras necesidades esenciales, además de causar una pérdida de ingresos.

    Estas y muchas otras consecuencias adversas de la epidemia del tabaquismo afectan desproporcionadamente a los países de ingresos bajos y medianos, donde hoy en día vive más del 80% de los fumadores del mundo, 127 millones de ellos (o 11,4%) en la Región de las Américas. Dado su enorme costo para la salud y la economía, la epidemia del tabaquismo puede socavar tanto el desarrollo social como el económico.

    La respuesta mundial al consumo del tabaco es el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha sido ratificado por 180 países de todo el mundo, 30 de ellos del continente americano. Este convenio proporciona a los gobiernos un plan detallado para frenar efi­cazmente la epidemia del tabaquismo al implementar intervenciones concretas basadas en la evidencia para reducir el consumo.

    Estas intervenciones incluyen la adopción de medidas con respecto a los precios y los impuestos para reducir el consumo de tabaco, la prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, la creación de lugares de trabajo y espacios públicos libres de humo de ta­baco, el requerimiento de colocar advertencias de salud prominentes en los paquetes de tabaco, y la lucha contra el comercio ilícito de estos productos. Estas intervenciones se han señalado como opciones de política “muy costo-efectivas” en el Plan de acción para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles 2013-2020 de la OMS, en el que se insta a lograr una reducción relativa del 30% en la prevalencia del consumo de tabaco para el año 2025. Cabe destacar que el aumento a los impuestos es la estrategia que por sí sola resulta más poderosa y costo-efectiva para reducir el consumo de tabaco.

    Contamos ahora con pruebas científicas que indican claramente que las políticas tribu­tarias estructuradas apropiadamente pueden proporcionar el beneficio doble de reducir el consumo de tabaco y de generar ingresos adicionales por la recaudación de impuestos. En un estudio reciente a nivel mundial se llegó a la conclusión de que el aumento de los impuestos al tabaco en los países de ingresos bajos y media­nos podría evitar millones de muertes y, a la vez, podría crear un nuevo margen fiscal para financiar el desarrollo.

    Fuente: PAHO



Ver todas las noticias
La OMS recomienda aplicar medidas en todo el mundo para reducir el consumo de bebidas azucaradas.
De acuerdo con un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los impuestos a las bebidas azucaradas ayudan a reducir el consumo de estos productos y también la prevalencia de la obesidad, la diabetes de tipo 2 y la caries dental.
AMPLIAR
El agua, derecho universal.
El agua salubre y fácilmente accesible es importante para la salud pública, ya sea que se utilice para beber, para uso doméstico, para producir alimentos o para fines recreativos. La mejora del abastecimiento de agua, del saneamiento y de la gestión de los recursos hídricos puede impulsar el crecimiento económico de los países y contribuir en gran medida a la reducción de la pobreza.
AMPLIAR

La Cámara de Emergencias y de Asistencia Médica Extrahospitalaria del Uruguay es una Asociación sin fines de lucro que nuclea a Emergencias Médicas Móviles Privadas de todo el País, conformando una red de servicios imprescindibles en todo el territorio nacional, para más de 1 millón de personas.